~Welcome~

Bienvenido a la Isla de Crumisa, donde puedo compartir contigo mis delirios y mis desvariaciones en esta aburrida isla paradisíaca.

jueves, 17 de febrero de 2011

26 puntos

Buscando información sobre los trastornos autistas para poder documentarme en mi personaje Tai encontré un test para determinar si eres autista o no y en qué grado. Sentía curiosidad así que, aunque era algo largo, lo hice. Según si el resultado era mayor o menor de 26 puntos eres -o más bien, posiblemente eres - autista o no.

Yo obtuve 26 puntos.

¿Qué significa eso? ¿Debo preocuparme? Tal vez, pero la verdad es que no me extraña.

Desde pequeña me ha costado encajar y nunca sabía como responder a muchas situaciones sociales ante las cuales los demás parecían desenvolverse con soltura, como si hubiera un código de conducta normal. Poco a poco, a base de "estudiar" -consciente o inconscientemente- el comportamiento de las personas y obligarme a interaccionar más con ellas, he conseguido adquirir un patrón de conducta social dentro de los límites de la normalidad -o al menos eso creo o quiero pensar.-. Y así he cometido muchas estupideces debido a mi escaso conocimiento de esta pauta de comportamiento que es el considerado correcto, aunque cada vez, poco a poco, menos.

Además, siempre he sufrido obsesiones cercanas al TOC. Por ejemplo, se me viene a la cabeza aquellos recreos de primaria en los que me tomaba la merienda con celeridad para poder entrar pronto en la biblioteca y poder ponerme a... ¡ordenar los libros! Por editoriales, edad, temas, colores... ¿Pero qué niño -normal.- de 9 años hace eso? Y es que desde siempre me ha obsesionado la clasificación lógica de los items, así como su "correcta" posición en el espacio -que esté perfectamente paralelo a lo que le rodee, nunca convergente, y de ser convergente, que sea totalmente perpendicular-. Y siguiendo con esto del TOC, no es que tenga demasiadas manías -o eso creo- pero sí algunas absurdas como el no pisar las líneas de las losas cuando camino por la calle -y de hacerlo tengo que imitarlo con el otro pie para que queden "iguales"-, hecho por el cual mi querido Telxiepia me llama a veces Señora Monk.

Por otro lado, tengo tendencia a obsesionarme también por el sentido literal de las frases o el correcto uso de la lengua llegando a veces a límites pedantes. Así como me cuesta percibir el sentido e intención de las personas.

En fin...
Pero tú no te preocupes, mi pequeño vellocino, porque en esta isla tan sólo estamos tú y yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Incorregible - progreso:


8.039 / 50.000 words = 16% done!

My Steam ID

My PS3 ID